Noticia: Locales accesibles y más información adaptada, principales demandas de las personas con discapacidad en los procesos electorales

El Gobierno y el CERMI-Cantabria editan una guía en formatos accesibles para facilitar la participación en las próximas elecciones

Santander - 28.09.2018

Locales accesibles, información adaptada, cambios en la ley y en las prácticas electorales son algunas de las medidas demandadas por el CERMI-Cantabria para garantizar el derecho de sufragio de muchas personas con discapacidad.

Así se desprende del estudio encargado a esta entidad por el Gobierno de Cantabria, con el fin de mejorar las condiciones de accesibilidad en los procesos electorales, conclusiones que han sido presentadas hoy en una jornada práctica en la Biblioteca Central y en la que también se ha dado a conocer la Guía en lectura fácil 'Tu voto también cuenta. Cómo garantizar el derecho al voto de las personas con discapacidad'.

La Consejería de Presidencia y Justicia, dirigida por Rafael de la Sierra, ha declarado el "especial" interés de este estudio para impulsar la adopción de medidas operativas para garantizar el ejercicio del voto a miles de personas en Cantabria que tienen algún tipo de discapacidad.

El objetivo, ha asegurado el consejero, es permitir a todas las personas que "pueden tener dificultades" para comprender el proceso o acceder a un colegio electoral, que lo hagan "en plenas condiciones y con todos los conocimientos" para ejercer su derecho a votar.

De la Sierra ha señalado que, de la mano del CERMI-Cantabria, el Gobierno está dando pasos para profundizar en la accesibilidad universal. Ha recordado otro de los trabajos que tiene en marcha en el convenio de colaboración, un plan específico para eliminar barreras arquitectónicas en los órganos judiciales de la región y que busca las barreras físicas, legales, de comunicación y sociales que existan en la Administración de Justicia en Cantabria.

Conclusiones del estudio

Las medidas de este estudio, elaborado por el CERMI e impulsado desde el Gobierno autonómico, pretenden beneficiar a unas 45.300 personas con discapacidad de Cantabria (con un grado del 33 por ciento o más reconocido) que tienen la edad para ejercer este derecho.

El análisis ha incluido una encuesta para valorar la situación actual, una muestra con la que se han detallado los principales problemas que tienen los diferentes tipos de discapacidad. Entre los principales déficits, se han detectado limitaciones en la información y programas electorales, así como en las condiciones de accesibilidad de las papeletas y sobres, incluidas las elaboradas en braille para las personas con discapacidad visual. Demandan programas electorales con una lectura fácil y campañas que faciliten la comprensión y la participación activa de las personas con discapacidad en la sociedad.

Otros de los problemas tienen que ver con la accesibilidad en el ejercicio del voto por correo y la privación del derecho de voto por sentencia judicial.

Respecto a la accesibilidad de los colegios electorales, se han analizado un total de 356 locales y edificios de más de 60 municipios de Cantabria, que representan el 79 por ciento de los utilizados cuando se celebran comicios. El 20 por ciento de ellos no cuenta con entrada accesible para personas con discapacidad física, si bien en más de la mitad de ellos se pueden habilitar rampas provisionales con pendiente y anchura adecuadas. También se ha estudiado la accesibilidad en las zonas interiores y si disponen o no de ascensor.

En virtud de este estudio y las deficiencias detectadas, seis ayuntamientos de Cantabria han comunicado que realizarán obras de mejora de la accesibilidad en ocho locales electorales.

De hecho, el estudio emplaza a acometer todas las reformas necesarias en los colegios electorales para asegurar el derecho de todas las personas con discapacidad a ejercer su derecho al voto y evitar "habilitar puertas traseras o llevar la urna a pie de calle a las personas que no pueden entrar".

En cuando a las reformas legislativas, el estudio del CERMI Cantabria plantea la modificación legal para que el voto accesible sea amplíe también para las elecciones municipales, así como el reglamento regulador de las mesas electorales para ampliar los apoyos complementarios e intérpretes de las lenguas de signos para que cualquier persona con discapacidad pueda participar como miembro.

Mesas de debate

Todas estas demandas se han presentado y debatido durante la jornada práctica de hoy y que ha contado con la intervención de varias personas con discapacidad que han contado sus experiencias y problemas a la hora de ejercer su derecho al voto, así como de representantes municipales que han hablado de la situación de los colegios electorales.

Por otro lado, se ha presentado una guía de lectura fácil para facilitar el derecho al voto y la participación en la vida política y pública de las personas con discapacidad, que cuenta con un enlace a un vídeo en lengua de signos. Con ella se facilita una completa información a los electores con discapacidad, incluido cuando resultan elegidos como miembro de una mesa electoral.

Esta guía explica de manera fácil qué significa el derecho al voto, quién tiene derecho a votar y cómo se puede recuperar una vez retirado. También, recuerda el alcance de su derecho a la información, cómo reclamar la adecuada accesibilidad de los colegios electorales y de la propaganda política y los trámites para el voto por correo.

Las personas con discapacidad visual conocerán a través de la guía el procedimiento para ejercer su derecho al voto en Braille y los derechos a la hora de participar en una mesa electoral.

"Nuestra meta es que, en las próximas elecciones municipales, autonómicas y europeas, previstas para mayo de 2019, ninguna persona vea vulnerado su derecho a votar o las condiciones para ejercerlo", ha manifestado Mar Arruti, la presidenta de CERMI Cantabria.

6621163